Home | Educación | ¿Instituto Superior o Universidad? Las ventajas y diferencias, por Alejandra Rossi

¿Instituto Superior o Universidad? Las ventajas y diferencias, por Alejandra Rossi

Tamaño de Fuente: Decrease font Enlarge font

La mayoría de los estudiantes ha tenido contacto con las Universidades, pero los Institutos Superiores son menos conocidos, quizá porque se trata de unidades académicas más específicas y de menor tamaño. ¿Cuáles son las diferencias entre ambas instituciones? ¿Por qué elegir una u otra?

Según la Ley de Educación Superior Nro. 24.521, hay dos tipos de instituciones en este nivel educativo: las Universidades y los Institutos Superiores (cabe señalar que tanto éstos como las universidades son “terciarios”, porque ambos pertenecen al mismo nivel). Una de las ventajas comparativas de los Institutos Superiores es que apuntan a un área determinada y tienen una estructura más compacta que la Universidad tanto en el cuerpo docente como en el caudal de alumnos. Estos aspectos hacen posible que su comunidad educativa pueda estar más integrada y también que exista un mayor contacto o grado de comunicación entre docentes, alumnos y aquellas asociaciones profesionales que los agrupan. Además, al dedicarse a un área definida del campo profesional, permiten un mayor vínculo con el mercado laboral ya que responden con mayor celeridad a sus demandas y  necesidades. Por el mismo motivo los Institutos Superiores mantienen una actualización permanente de sus carreras: dado lo reducido de su organización pueden aggiornarlas rápidamente,  cuando otras instituciones, por su mayor envergadura y menor especificidad, no poseen esa capacidad.  

Los planes de estudio. En cada una de sus materias, los Institutos Superiores dictan contenidos directamente relacionados con la profesión. Esta es una diferencia sustancial con las Universidades, que incluyen capacitación adicional debido a que uno de sus objetivos es generar nuevos contenidos que surjan de sus tareas de investigación. Por este motivo deben sostener una formación más “académica” que el alumno ve reflejada en las materias teóricas que debe cursar y que, aparentemente, no tienen una aplicación directa en su profesión.

Por otro lado, en las Universidades las materias suelen ser compartimentos estancos en los cuales no hay contacto entre una y otra. En los Institutos Superiores la programación de los contenidos se realiza en forma horizontal. Todas las materias tienen un objetivo común y están íntimamente ligadas.

El alumno va progresando en los distintos niveles, y a través de materias complementarias recibe contenidos alineados a los objetivos de la materia troncal.

Esto proporciona un objetivo claro a cada asignatura, ya que todos los contenidos están claramente definidos y reducen el trabajo del estudiante.   Los docentes.Otra diferencia surge en relación con las características de los docentes. En la Universidad se aprecian los trabajos publicados por sus profesores, privilegiando la formación y prestigio académico. En los Institutos Superiores, además de la formación académica influye en forma predominante la actividad profesional de cada docente. Esto se debe a que además de valorar la capacidad de transmisión de contenidos a los alumnos – y justamente por la articulación que hay con el ejercicio profesional- se pone primer plano la experiencia concreta en el campo laboral que les permita transmitir los usos y costumbres - a veces tácitos – de cada actividad. Campo Profesional.

Desde los primeros días de clase, el alumno toma contacto concreto con el campo profesional, por lo que su inserción laboral es factible durante el desarrollo de la carrera. Esto se articula por ejemplo mediante el acceso a pasantías en múltiples actividades, afines a sus estudios. La pasantía es una actividad rentada muy interesante, tanto para el pasante que recién comienza su formación profesional, como para el empresario que percibe en el alumno a un futuro profesional con firme desempeño y vocación. 

Finalmente, si bien el objetivo de los Institutos Superiores es el ejercicio profesional y no convertirse en un paso intermedio hacia la Universidad, la Ley de Enseñanza Superior admite la articulación entre ambas entidades. Este es una clara indicación  del alto nivel de las materias, que permite generar Ciclos de Licenciatura.Así, si el alumno de un Instituto Superior desea complementar sus conocimientos con una formación más académica, puede continuar sus estudios en la Universidad hasta adquirir otro título.  

(*) Alejandra Rossi es responsable del área de RRII de Integral Instituto Superior de Diseño.INTEGRAL es el único Instituto de Enseñanza Superior especializado en Diseño, incorporado a la enseñanza oficial (A-1011). Abrió sus puertas en 1975 para perfeccionar a profesionales de la arquitectura, y hoy ofrece carreras terciarias y gran cantidad de cursos cortos.  Su oferta pedagógica se distingue por ofrecer contenidos teóricos junto a intensas prácticas profesionales, lo que convierte a sus propuestas académicas en herramientas ideales para la inserción laboral.

www.integral.edu.ar
secretaria@integral.edu.ar
Aráoz 2193 - Buenos Aires
Teléfono (011) 4824-5656

Añadir a:
 
 
  • email Enviar a un Amigo
  • print Versión para imprimir
Califica este articulo
2.60