¿Porqué pasa esto? Por que sí.

LO QUE MAS ODIO

NOTA: El siguiente texto, me lo pasaron, pues es un articulo de una revista de hace ya algun tiempo, pero igual, el contenido es muy bueno. Derechos a quien correspondan.

UN HILITO DE SANGRE

Por: Eusebio Ruvalcaba

Revista: LA MOSCA

Febrero de 2002; pág. 9

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

LO QUE MÁS ODIO

  

La escuela. Siempre estaré en contra de ella. Es la institución que se encarga de hacer dócil a la gente. De meterla al redil, de matar la inteligencia, la creatividad, la escuela enseña a las personas a no pensar y a aceptar todo conocimiento sin cuestionarlo jamás, y si alguien pone en entredicho lo que obligatoriamente se le enseña simple y llanamente se convertirá en un elemento indeseable. Encima se le endilgara el epíteto de que es una persona poco sociable, como si una cosa tuviera que ver con la otra. Además de que ese mentado proceso de socialización no es otra cosa más que ver amistad donde lo que hay es indiferencia o de plano animadversión. Por regla general, los amigos de la escuela primaria o secundaria e incluso de la preparatoria a la vuelta del tiempo son la hueva total. De esas amistades nada queda. A los ex les da por juntarse una o dos veces al año y conforme pasa el tiempo si no se habla sobre la escuela con un dejo de nostalgia patética, no se habla sobre cosa alguna. La escuela angustia, transforma, echa a perder la vida. Si los chavos solo respiran en vacaciones es por que viven su vida entre dos fuegos, su casa y la escuela, si no fueran a la escuela harían música, pintarían, trabajarían o sencillamente viajarían y no estarían impedidos a reventarse apenas sobrevinieran las primeras vacaciones en que sienten que se han quitado de encima la presión de la escuela –en este caso la maldita escuela- ¿y de verdad son tan útiles los conocimientos escolares? Pues yo diría que con trabajos los que se adquieren en la primaria, todos los demás de nada sirven. Al alumno se le llena la cabeza de humo. Cree que el día de mañana la trigonometría va a ser de utilidad o que la tabla de elementos lo va a sacar de un apuro. No es cierto, todo es pura mierda y del peor olor. Creemos que la gente especializada es muy feliz y es la más desdichada. Los que saben tanto de tan poco y no por que sepan tanto si no por que pasan de largo delante de las cosas más sencillas, que son la neta. La escuela debería servir para que los chavos pasaran su tiempo al aire libre, por ejemplo, en una granja. Se les debería calificar por el modo como observan una puesta de sol, por saber predecir el tiempo, o por el sublime acto de ordeñar una vaca. Cosas que los pongan en contacto con la naturaleza misma de las cosas. Entre más se especializa la gente es más desdichada por que no ha conocido otras opciones, por que finalmente eso no es lo que quería ser. Es increíble la cantidad de banda que se desempeña en trabajos que en la vida hubieran querido hacer. Médicos que no hubieran querido ser médicos, sino poetas. Abogados que no hubieran querido ser abogados, sino violinistas. Pero algo paso en su vida, algo se atravesó que los dejo atorados y que los redujo a la frustración. Y créanme que no hay nada más horrible que pasarse la vida haciendo algo que uno no quería hacer. Un millón de veces estar atrás de un escritorio, ser el más gris de los burócratas, si eso es lo que se quiere ser, lo que se ha soñado toda la vida –vivir- en la hueva, no preocuparse del mañana, no angustiarse, que ocupar una presidencia de la republica. A lo que voy es a esto: no hay nada más difícil que decidir tu destino, y cuando por fin te das cuenta ya estas enganchado hasta el cuello, ya es mortal (de acuerdo con el patrón de valores convencional) dar un paso atrás. Cuantos estudiantes de derecho, o de lo que sea, se dan cuenta en el quinto semestre de la carrera que es de hueva el derecho, pero ya no se atreven a torcer la dirección. Claro, la escuela les enseño a someterse, a someter su voluntad. Será por eso que es tan difícil sujetar a la gente de bríos y voluntad. Cuando me entero de que Juan José Arreola solo curso hasta el cuarto año de primaria, que a José Revueltas lo corrieron cuando curso el tercero y que nunca más se volvió a parar en una escuela – ejemplos a los que se podría añadir los de muchísimos más grandes todos-, cuando me entero de esas cosas me arrepiento de haber mandado a mis hijos a la escuela. Ojala tengan la voluntad que yo no tuve y la abandonen.

06:20 PM - 3/10/2008 - comentarios {0} - publicar comentario

Descripción
Este Blog es una creacion diferente, ya que analizaremos sucesos tanto politicos, artisticos, culturales y de muchos ámbitos más sobre nuestro México. Sabremos y descubriremos cosas muy interesantes acerca de cosas desconocidas hasta ahora de este bello País.

January 2019
MonTueWedThuFriSatSun
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031 

Home
Perfil
Archivos
Amigos

Publicaciones Recientes
- LO QUE MAS ODIO

Amigos