Busca diarios o noticias
¡Califica!
Deceso

De la Rúa fue despedido en el Salón de los Pasos Perdidos

El velatorio, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación, cerró al público minutos después de las 20.

De la Rúa fue despedido en el Salón de los Pasos Perdidos
De la Rúa fue despedido en el Salón de los Pasos Perdidos
9-7-2019, hace 10 días.

El velatorio, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación, cerró al público minutos después de las 20, cuando los familiares más cercanos del ex presidente se quedaron solos alrededor del féretro que será llevado a la sala de velatorios O'Higgins, en el barrio de Núñez, donde quedará en guarda hasta mañana. Desde allí, a las 11, saldrá el cortejo al Parque Memorial, en Pilar, para su inhumación.

De la Rúa, de 81 años, estaba internado en un sanatorio del gran Buenos Aires, y falleció esta mañana como consecuencia de una descomposición cardíaca y renal.

Luego de decretar tres días de duelo nacional, Macri, junto a la Primera Dama, Juliana Awada, estuvo algunos minutos acompañando a los hijos de De la Rúa, Antonio, Fernando y Agustina, a su mujer, Inés Pertiné; y a los nietos del ex mandatario.

"Fernando tenía una enfermedad complicada, pero la iba sobrellevando bien. Hoy lo vamos a despedir como corresponde: era un patriota que dio todo por el país", llegó a decir su viuda antes de ingresar al Congreso de la Nación, visiblemente emocionada.

De la Rúa: de delfín de Balbín a la renuncia presidencial en el 2001

El ex mandatario tuvo su trampolín político en 1973 y fue candidato a vice, tres veces senador nacional, diputado y primer Jefe de Gobierno porteño electo.

El ex presidente Fernando de la Rúa, fallecido esta madrugada a los 81 años, fue candidato a vice, tres veces senador nacional, diputado y primer Jefe de Gobierno porteño electo, pero inevitablemente su imagen quedará asociada al último acto de su extensa vida pública: su precipitada salida del gobierno en diciembre del 2001, dos años antes de completar el mandato, en un país convulsionado.

La fortuna política del fallecido ex presidente nació en 1973, cuando buena parte de los votantes porteños pusieron en el sobre la boleta del joven delfín del líder radical Ricardo Balbín.

Pese a que el 11 de marzo de ese año la UCR había sufrido una derrota histórica ante el Frejuli, que llevó la fórmula Héctor J Cámpora-Solano Lima, en Capital Federal se votó de nuevo en abril solo por un senador, el tercero del distrito.

El Frejuli avasallante llevó a un extrapartidario, Marcelo Sánchez Sorondo, un nacionalista que terminó mordiendo el polvo de la derrota: De la Rúa llegó al 54,1 por ciento de los votos; aquellos días, Juan Domingo Perón, que vivía sus últimos días en el exilio, preparaba el retorno definitivo a la Argentina.

Dueño de casi un millón de votos propios en su debut electoral, único ganador radical en todo el país, entonces nació el apodo de "Chupete" (35 años) por su juventud dentro de la corriente balbinista.

El agradecimiento de Balbín fue llevar a De la Rúa de candidato a vice a la última elección presidencial de septiembre del 73, pero el radicalismo fue derrotado por Juan Domingo Perón, que había regresado definitivamente al país y fue electo presidente por tercera vez con el 64 por ciento de los votos.

De la Rúa mantuvo su banca en el Senado hasta el golpe militar del 24 de marzo de 1976, cuando ya se había convertido en heredero de "el Chino" Balbín en la Línea Nacional de la UCR.

Estallido, corralito y renuncia a la presidencia
Diecisiete días después de decretar el congelamiento de los depósitos bancarios tras el estallido de la Convertibilidad peso/dólar que había instaurado su antecesor, Carlos Menem, el 20 de diciembre del 2001 firmó su renuncia y abandonó la Casa de Gobierno en helicóptero en medio de una pueblada que reclamaba su renuncia.

Primero fueron los cacerolazos de los depositantes estafados frente a los bancos, pero en pocos días la agitación se extendió a saqueos y protestas que terminaron con en una treintena de muertos luego de que, en otra medida desesperada, De la Rúa implantara el Estado de Sitio y la policía abriera fuego contra civiles desarmados.

La renuncia de su vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez un año antes, a raíz del escándalo de las coimas en el Senado, dejó el Poder Ejecutivo en manos del presidente alterno del Senado, el peronista Ramón Puerta, el segundo de los cinco presidente que tuvo el país en trece días, cabal demostración de la amplitud de la crisis.

De la Rúa aseguró luego que había sido víctima de una conjura entre peronistas del ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde, y el sector de su propio partido radical que respondía al ex presidente Raúl Alfonsín.

Afirmó que al momento de abandonar la Casa Rosada ignoraba lo que estaba pasando a pocos metros de su despacho, con lo que evitó el juicio penal por la cinco muertes cometidas en Capital al que fueron sometidos, entre otros, su secretario de Seguridad, Enrique Mathov, y el jefe de la Policía Federal, Rubén Santos, ambos condenados en 2016.

En el 2013 ya había sido absuelto en otro juicio por el presunto pago de coimas por 4,3 millones de dólares a senadores justicialistas para aprobar una ley de flexibilización laboral, en el que el tribunal que lo juzgó desestimó la autoincriminación de Mario Pontaquarto, el secretario parlamentario del radicalismo que aseguró haber transportado ese dinero.

Pocos meses antes de su renuncia, en junio del 2001, De la Rúa había sufrido una crisis coronaria y le realizaron su primera angioplastia, tratamiento que se repitió en el 2010 y en agosto del 2014, cuando le colocaron más stents, previos a la operación de cáncer de vejiga a que fue sometido en el 2016.

Su vida antes de la política
Nacido el 15 de septiembre de 1937 en una familia de clase media cordobesa, Fernando de la Rúa estudió en el Liceo Militar General Paz de la capital provincial y luego siguió la carrera de su padre, Antonio De la Rúa, en la Universidad Nacional de Córdoba, donde se recibió de abogado con medalla de oro a los 21 años.


Se especializó en derecho procesal, materia de dictó en las universidades de Córdoba, Buenos Aires y la Católica, en paralelo con su trabajo en diversos estudios, y obtuvo el doctorado con una tesis sobre el recurso de casación.


Afiliado radical desde joven, ocupó su primer cargo público durante la presidencia de su coprovinciano Arturo Illia, como asesor del ministro del Interior, Juan Palmero.


El “Laucha”, como le decían entonces por su flacura y carita pequeña, no volvió más a Córdoba y en 1969 casó en la porteña Iglesia del Pilar con Inés Pertiné Urien, hija de un general antiperonista y hermana de un aviador naval.


De ese enlace nacieron sus tres hijos: Antonio, Agustina y Fernando (“Aíto”), los dos varones de gravitante presencia en las decisiones políticas de su padre durante su presidencia y el primero, además, pareja durante una década de la megaestrella colombiana Shakira.

Télam
Videos
Los mensajes de todos los políticos para despedir a De la Rúa

Más noticias:

 
® Pergaminovirtual.com © 1998-2018 - Versión Escritorio