Llegó la temporada de guisos a ‘De la Olla’ 

Lentejas, porotos, garbanzos que transportan a otra época ¡mmm qué rico!

Andrea Jatar, fundadora de De la Olla (delaolla.com.ar), comparte su historia a través de sus platos y nos cuenta: “Tan natural era para mí que una cocina anduviera perfumada anunciando el menú, que hace poco me empecé a preguntar el por qué de tal hábito. ¿Era que se olvidaban haciendo otras tareas y, para que no se queme el estofado, le ponían agua y listo, alguna vez lo apagaremos y ya está?

¿Era que temían que quedase crudo y para no enfermarnos por alguna bacteria resistente lo dejaban ahí, ebulliendo y aromatizando? ¿Era porque sí, porque copiaban lo que vieron de sus mamás?

Probablemente fuera esto último, pues hace 40 años atrás poco se conocía sobre las enfermedades transmitidas por los alimentos, pero la humanidad, a costa de prueba y error, aprendió que el fuego mata lo malo, que a su vez, por dejarlo cocer en paz y tranquilidad durante un periodo extenso de tiempo, resultaba en una amalgama de sabores y texturas increíbles, tiernizando hasta lo imposible en épocas de escasez alimentaria causadas por las guerras. Así podían nutrirse con cortes baratos de carnes, con las verduras más duras y con lo poco que se podía conseguir. Mientras hubiera agua y fuego, se hacía magia para disfrutar del alimento disponible. Sin saberlo eran expertas en carnes tiernas, salsas suntuosas, guisos nutritivos,  estofados deliciosos, potajes del cielo.

La cocina es un antro en el cual el tiempo es un ingrediente primordial cuando de comidas de olla se trata. Y la pasión es el otro.

El guiso de legumbres también entra en ese rubro. El rito empieza desde la noche anterior, cuando se pone en remojo la lenteja, el poroto, el garbanzo, las habas, las arvejas secas… en fin, lo que se va a disfrutar al día siguiente. Desde ese momento la olla anuncia que va a haber fuego por largo tiempo. A calentar las manos en un día frío, y el alma con el potaje que se consiga. Mágico e increíble.

De la Olla (delaolla.com.ar), un proyecto de cocina de mercado saludable para vos y el medio ambiente inspirada en la cocina italiana y de Medio Oriente presenta sus propuestas, en envases retornables o descartables y son aptos para conservar en el freezer de tu cocina y antes que llamar al delivery, sacarlos, calentarlos un ratito, y disfrutarlos como recién hechos.

Los pedidos se realizan a través de la página hola@delaolla.com.ar según los platos disponibles del menú de estación. Encargando 4 viandas o más, el delivery es gratuito!

De la Olla (delaolla.com.ar) es un proyecto delicado y exclusivo. La cocina de mercado disponible en tu freezer bajo lafilosofía gourmet 3R: reducir, reusar, reciclar. Viandas de la cocina de la tradición italiana y de Medio Oriente. Frescas, personalizadas, caseras, prácticas y sabrosas. Un servicio flexible. Para comer diferente cada vez. Viandas saludables para vos y para el medio ambiente con ingredientes preferentemente orgánicos y de pastura. Platos originales de 150 o 250 calorías, sin sal o sin TACC.