daniel campos

00 incierta

03:54 AM, 27/5/2007 .. 0 comentarios .. Link

Sólo caminar por Buenos Aires es sentir en la calle la primera década de un siglo plagado de destinos inciertos. En la ciudad se pueden ver los rastros de los episodios de diciembre del ´01 y transitar los recuerdos de los tambaleantes movimientos de un país incierto, en el comienzo de un siglo incierto. La 00, la década que inició el siglo XXI, está en un perfecto espejo directamente inverso a la década anterior. Es mejor entrar a un bar, y con los codos apoyados en la mesa recordar a la década del ´90, la década de las certidumbres, de la caída del muro de Berlín, del triunfo del capitalismo, del fin del socialismo, tan nítidas y claras certezas que hasta algún filósofo habló de fin de la historia.

 

En el bar el frío atraviesa la ventana, en cuyo vidrio se proyectan las imágenes de los ´90 pero como reflejadas a través de un prisma que las reproduce a la inversa. Lo que cae son las Torres Gemelas. El todopoderoso imperio se hunde en Medio Oriente, vacila golpeado, en las calles de Bagdad, y su sistema económico, cuyo triunfo se había proclamado a los cuatro vientos, no cesa en producir millones de pobres, hambre y desocupación. No era el capitalismo la respuesta final ? Sobre el vértice de la pirámide, una ínfima, reducida porción de la humanidad de multimillonarios, proxenetas, zares del narcotráfico y la industria armamentista, bailan en fiesta eterna de Hollywood a Dubai, repitiendo la imagen decadente de la corte imperial en su declive.

 

Ella llega. Se sienta de frente, junto a la ventana, es tan bella, se nota el lápiz labial remarcando su boca, una leve fragancia se huele cerrando los ojos. Los pensamientos sobrevuelan la globalización, el Y2K, la web, los comienzos de la década del 90 surcada por el grito desgarrador de Kurt Cobain y la muerte del rock, engullido por el mainstream. Junto a la sobrevida del rock, la música electrónica se adueña de la escena, del underground y del pulso vital del mundo. Cobain se suicida hablando por una juventud que, económicamente acomodada, no ve futuro. El símbolo máximo de la globalización es Internet y a la vez el epicentro de Internet es Seattle. Pero con el final de la década, como anticipándose a las paradojas del siglo XXI, Seattle se conmueve en el ´99 con una insurrección y una huelga general. Nace el movimiento anti- globalización.

 

Ella abre la cartera, saca un libro, se coloca los lentes, que la hacen más atractiva. No pudo elegir un mejor lugar para mover los pensamientos, impedir las reflexiones, cambiar el foco, turbándolos. Es un eco lejano, hace vacilar, sólo queda mirarla, hasta donde llegaremos ?. Con cada mes, cada año, cada día, las incertidumbres crecen. Con cada segundo vamos a un destino difícil de predecir, somos más vulnerables. Y crece la sensación de que la charlatanería generalizada nos envuelve escuchando a los analistas políticos, sociólogos, líderes religiosos, culturales, y analistas de ocasión perdidos en las tinieblas del respeto a los intereses de quienes les pagan por escribir. La sensación de no encontrar las respuestas donde antes se obtenían fácilmente. La noche llega, la ciudad es tan bella e impredecible como el mundo que la circunda.

 

Ella ignora lo que ocurre a su alrededor. Es completamente ajena a la ansiedad, intereses, deseos, necesidades. El calentamiento global puede hacer desaparecer ciudades, será Buenos Aires, será Nueva York ?. Ya se sabe que desaparecerán las Maldivas, y Al Gore dice que cerrando la canilla o apagando la luz que no se usa, se puede detener el efecto invernadero. La realidad es que las grandes empresas traen la pirámide de ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres y también están fuera de control, contaminan el medio ambiente a piaccere. Por eso EE.UU no firma ni firmará el protocolo de Kyoto. Y la cosa se pone peor si pensamos en que los recursos naturales se agotan, y la actitud de las grandes empresas, las corporaciones y los bancos, es indiferente, ocupados sólo en depredar los bosques, el petróleo, el agua potable. Las preguntas acosan, quién organizó el atentado a las Torres ? Y quién la AMIA ? Fué Laden ? Existe Bin Laden ? El presidente de todos habla de él todos los días, pero nadie lo vió, sólo hay imágenes viejas, moverá los hilos del mundo desde cuevas en Afganistán ?

 

O Afganistán es sólo la capital mundial de la heroína. Y el Talibán cuidó tan celosamente los cultivos que derrotó al ejército inglés, mientras la paliza de los ejércitos imperiales es tan grande que hizo renunciar a Tony Blair. Ella es tan bella. Su celular suena. Y la depredación y el genocidio que se lleva a cabo las multinacionales en Africa para construír los celulares ? El de ella, el de todos. Pero ella es indiferente, es insoportable que sea indiferente. A la respiración que se entrecorta, las miradas furtivas, el deseo, alimentados por la noche, es absurdo que sea indiferente a la omnipresente luz de luna, que baña la ciudad. Indiferente al tránsito de la ´00, la década incierta, en el comienzo de un siglo incierto. Ella es el eje del mal. No hay escapatoria, sólo queda enfrentarla, sólo queda a apretar los puños, poner garra sin saber el resultado. Enfrentarla superando la incertidumbre. No hay otra manera de saber la verdad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Acerca de Mi

Home
Mi Perfil
Archivos
Amigos
Mi Album de Fotos

Links


Categorias


Publicaciones Recientes

00 incierta

Amigos