Relajación

Home - Perfil - Archivos - Amigos

GUIA SOBRE TECNICAS DE MEDITACION - Publicado a las 07:08 PM el 5/3/2009 por carline
Trucos y secretos para meditar y encontrarse con uno mismo a través de la relajacion - Publicado a las 08:15 PM el 19/2/2009 por carline
El yoga puede ayudar a paliar muchos de los síntomas del insomnio, a través de sus ejercicios físicos, su relajación y meditación, y sus técnicas de respiración.

Hay muchas maneras en que el yoga puede favorecer a una persona que sufre de insomnio, ya que tiene numerosos y diversos beneficios para el sueño. Debido a que el yoga estimula el sistema nervioso, y más particularmente el cerebro, será de gran ayuda en realzar la calidad del sueño. Y la práctica del yoga a través de distintas posturas ayuda a incrementar la circulación de la sangre al centro del sueño localizado en el cerebro, normalizando así el ciclo del sueño. El yoga para el
insomnio es una maravillosa manera de aliviar las noches sin sueño, y como también ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, rejuvenece el cuerpo entero. Por último, sus rutinas de respiración permiten que entre más oxígeno en el cuerpo, despejando así la mente de cualquier pensamiento turbado.

Se cree que, como promedio, si una persona dedica un minuto al yoga, esto inducirá un minuto de sueño en esa persona – visto así, es una inversión excepcional de nuestro tiempo. El yoga para el insomnio puede también hacer que una persona se duerma mucho más rápidamente y mejora la calidad del sueño, además de garantizar que uno no necesite tantas horas de sueño. El sueño
es más descansado debido al impacto del yoga y a la reducción subsiguiente en nuestros niveles de tensión y fatiga. El yoga para el insomnio hace que nos sintamos en disposición de despertarnos a la mañana siguiente con una sensación de reposo total y listos para todo, en vez de desear seguir durmiendo en la cama.

El yoga para el insomnio puede también ayudar a través de sus ejercicios físicos relajantes, sus técnicas de respiración y su relajación completa que, en su conjunto, promueven un sueño regular y descansado sin la necesidad de recurrir a pastillas para inducir el sueño, que pueden interferir en el ciclo natural del sueño del cuerpo. Los que encuentran dificultades en dormirse o en permanecer dormidos pueden probar unas secuencias de yoga de relajación profunda y de meditación, en posición acostada, durante media hora antes de acostarse, lo cual fomenta un sueño agradable. Este procedimiento ayuda a parar nuestras conversaciones mentales durante algunos minutos y da a la mente el reposo que necesita, parando el proceso continuado de pensar en nuestras ideas, recuerdos y ansiedades, ya que es la imposibilidad de parar este proceso lo que muchas veces nos mantiene sin poder dormir.

El yoga diario para el insomnio puede también disminuir otros síntomas del insomnio, y sus ejercicios físicos, que ayudan también a estirar y relajar nuestros músculos, ayudan a disminuir la fatiga y la tensión, manteniendo nuestro sistema físico en los niveles máximos de salud.

Autor: Terry Roberts