LEER E IMAGINAR PARA QUERER A VENEZUELA

LEYENDA MARGARITEÑA

{ 10:07 PM, 29/9/2009 } { 0 comentarios } { Link }

LOS CHIMICHIMITOS

Margarita era una región donde abundaban los mitos y creencias, muchos de los cuales lograron traspasar las barreras del tiempo y llegar hasta nuestros días. En Margarita, con bastante insistencia, -claro que antes más que ahora-, se escuchaba hablar de los chimichimitos.

 

Para los viejos margariteños, los chimichimitos no eran otra cosa, sino seres del otro mundo, que frecuentaban las regiones playeras, especialmente aquéllas donde habitaban marinos y pescadores.

 

Se aseguraba que los chimichimitos eran una especie de duendecitos pequeñísimos, tan chiquirriticos que apenas si podían alzarse más de tres jemes de la flor de la tierra.

 

Se comentaba que en las noches de luna clara recalaban con mucha frecuencia cantidades de chimichimitos, que corrían por las orillas del mar, revolcándose en las arenas y efectuando infinidad de juegos parecidos a los que ejecutan los niños de la tierra.

 

Muchos juraban haberlos visto bailando el sepeserepe, la pava loca, el tamboré y la ronda, agarraditos de las manos formando círculos o ruedas grandísimas; igualmente jugando la candelita, la balasentá, el cucambé, el talión, el tibiribirón, el zapizapato, el pirinduñe y la cañabereca.

 

Se presentía que los chimichimitos eran los espíritus de los niños muertos en el vientre de las madres durante la navegación y en otras actividades del mar, y que por no haber logrado ver la luz del día ni percibir el pecado terrenal, no se dedicaban a hacer maldades ni a practicar enamoramientos, como los otros duendes.

 

Se decía que cuando los chimichimitos eran sorprendidos por la vista humana corrían desbocados a refugiarse dentro de la arena batida por las aguas del mar y se empequeñecían tanto que podían fácilmente esconderse entre las conchas de los guacucos y de los chipichipes; de allí que -se recomendaba a la gente no utilizar ninguno de esos moluscos cuando se encontraran abiertos, aunque tuviesen carne dentro, porque podía ser la de los chimichimitos.

 

Los chimichimitos eran varones y hembras y se exhibían completamente desnudos o con ligerísimas baticas, y a los cuales no lograban ver ojos de personas que no hubieran nacido dotados de la facultad celestial de divisar a los seres del más allá.

 

También se decía que los chimichimitos entonaban algunas veces melodías bellísimas que adormecían a los inocentes y a los peces pequeños los hacían acercarse hasta la playa donde se varaban y morían del encantamiento.

 

SABÍAS QUE...

GUACUCOS Y CHIPICHIPIS

EMPANADAS DE CAZÓN

PERLAS DE CUBAGUA

TOMATES MARGARITEÑOS

Ø       Los guacucos y chipichipis son moluscos de forma triangular, que viven enterrados donde baten las olas; los guacucos son de mayor tamaño que los chipichipis y  muy solicitados para caldos y guisos o en tortillas. La empanada de guacuco es exquisita.

Ø       Como son organismos filtradores que pueden concentrar gran número de microorganismos, toxinas, metales pesados y pesticidas, se debe evitar recolectar guacucos en aguas y playas no apropiadas y se debe seguir normas de control sanitario durante el almacenamiento y transporte  para evitar la contaminación del molusco.

Ø       La cocina margariteña siempre ha girado en torno a los productos del mar: pescado, crustáceos y moluscos.

Ø       Puede hablarse del sancocho o hervido de pescado como el plato más tradicional, pero es indispensable que lleve plátano tierno o topocho y ají dulce, que es el condimento más importante en la cocina regional.

     El corocoro es el pescado del pueblo margariteño, así como el carite, la sardina, el jurel,  la carachana, los pargos y meros, el sapo de piedra, entre otros.

Ø       Cubagua es una de las tres islas que junto con Margarita y Coche conforman el estado Nueva Esparta. Ha sido un reservorio especial de madreperlas productoras de perlas de las más exquisitas tallas, perfección y tamaño.

     La perla se define científicamente como una anomalía o callosidad natural que se forman cuando un cuerpo extraño penetra al interior del molusco, el cual reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla de cristales de carbonato de calcio (CaCO3) y una proteína llamada “conchiolina”, formando la sustancia conocida como nácar, que  forra las paredes interiores del molusco. Al cabo de un período variable la partícula termina cubierta por una o más capas de nácar, formando así una perla.

Ø       El tomate margariteño ya es internacional y lo califican como "rareza mundial y excepcional cultivada a nivel de huertos familiares”.

Ø       No da mucha semilla, es pura pulpa, pueden pesar hasta 900 grs. y medir hasta l4 centímetros de diámetro.

Ø       Se puede cultivar en terrazas, balcones y pequeños terrenos. Es una planta delicada que requiere atención personal y cuidado  diario

Ø       El tomate además de ser sumamente rico en todo tipo de comidas resulta muy saludable, es rico en vitaminas A, B, C y E, y cuenta con elementos fundamentales como hierro, cobre, níquel y cobalto.

Ø       El valor nutritivo y el perfume del tomate son mayores cuando éste madura a pleno sol, es decir, por esta razón son famosos los tomates margariteños por ejemplo que tienen un aroma y tamaño característico.

SERÍA INTERESANTE QUE...

1. Investigaras la diferencia entre moluscos y crustáceos.

 

2. Buscaras en el diccionario el significado de toxinas, pesticidas, anomalía, vararse.

 

3. Indagaras qué beneficios le proporciona el hierro, cobre, níquel y cobalto al ser humano.

 

4. Escribieras una receta de cómo preparar empanadas rellenas con cazón o con el ingrediente que más te guste.

 


{ Publicar Comentario }

{ Página Anterior } { Página 2 de 17 } { Próxima Página }

Acerca de Mi

Home
Mi Perfil
Archivos
Amigos
Mi Album de Fotos

February 2020
MonTueWedThuFriSatSun
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 

Links


Categorias


Publicaciones Recientes

LEYENDA DE LOS INDÍGENAS AÑÚ
LEYENDA MARGARITEÑA
LEYENDA DE LOS INDIOS CAQUETÍOS
LEYENDA DE LOS INDÍGENAS LOBATERA, TÁCHIRA
LEYENDA URBANA DEL ESTADO CARABOBO

Amigos